La Asamblea de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), en coordinación con otras organizaciones sociales, resolvió iniciar, desde este lunes 13 de junio de 2022 una jornada indefinida de protestas a nivel nacional en contra del Gobierno; mientras, las autoridades gubernamentales aseguran que la medida no se justifica y que desconocen los planteamientos.

Leonidas Iza, presidente de la CONAIE, informó que la decisión de la organización indígena se tomó después de varios intentos de diálogo que no han tenido avances, por lo cual, no se han podido resolver exigencias que expusieron desde el inicio del Gobierno de Guillermo Lasso, como la reducción y congelamiento de los precios de los combustibles.

“Rechazamos a las autoridades cuando salen a decir que no saben qué está pidiendo el movimiento indígena, cuando el 11 de junio, de manera pública, entregamos el pliego de peticiones en Cotopaxi; en septiembre se lo entregó directamente el Carondelet, el 4 de octubre fuimos a la mesa de diálogo con el Gobierno, la paralización del 26 de octubre presionó para que el Gobierno se siente nuevamente el 10 de noviembre, en donde ratificamos los puntos”, señaló Iza.

¿Cuáles son las exigencias? La CONAIE pide que el precio de la gasolina baje y se congele en USD 2,10 y el del diésel en USD 1,50; que se garantice el precio de sustentación de los productos agrícolas; que se dé un año de moratoria de los créditos en bancos y cooperativas; que se prohíba la extracción minera y que no se ejecuten las privatizaciones.

Además, se protestará en contra de la falta de medicamentos e insumos en los hospitales públicos; la ausencia de inversión en infraestructura educativa; la subida de los precios de primera necesidad; y, del anuncio de una reforma laboral.

publicidad
La Unión Nacional de Educadores (UNE), que anunció que se sumará a la protesta del lunes, puntualizó que se manifestarán en contra de la oferta limitada de cupos para la universidad, los recortes al presupuesto para la educación; la limitación de los derechos laborales y la falta de atención a la infraestructura educativa.

Dispersan las movilizaciones

Aunque dio su apoyo a la manifestación convocada por la CONAIE, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) realizará su propia movilización, la cual se realizará el próximo 22 de junio. Según informó Ángel Sánchez, presidente del gremio, protestarán en contra de los niveles de inseguridad que se viven en el país, “la carestía de la vida”, la crisis económica y la falta de empleo.

Además, la tarde del jueves también se manifestaron por su parte los integrantes de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), quienes se convocaron en defensa de la educación pública.

“No hay motivo que justifique la movilización”

Para Diego Ordóñez, consejero presidencial, las marchas anunciadas para el lunes no tienen ninguna justificación, excepto la de querer desestabilizar el país e implantar la violencia en el país, pues en las reuniones que han mantenido con los dirigentes indígenas no se han expuesto ninguna de las exigencias que ahora se hacen.

“No hay motivo que justifique la movilización, el incremento del precio de los combustibles se detuvo, la que se mueve es la gasolina súper, que alimenta a los vehículos de los más pudientes de la sociedad; sobre las otras causas, no tenemos un planteamiento concreto que explique las manifestaciones, que no sea el intento de desestabilizar, no hay que olvidar que Iza escribió el libro donde reivindica la violencia”, afirmó Ordóñez.

En cuanto a las medidas que se tomarán el lunes, Ordóñez señaló que se trabaja en acciones para evitar el bloqueo de vías, para que los ciudadanos y los productos puedan movilizarse; y, sobre todo, evitar que se produzcan hechos como los de octubre del 2019.

Por Redacción El Mercurio

Por Bakan FM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *